Contáctanos

Interés General

El clima se llevó sus cosechas, y ahora pasan hambre

Publicado

en

Agosto 13 de 2019.- Por quinto año consecutivo, los patrones climáticos erráticos y extremos de sequía y lluvia prolongada han diezmado los cultivos de maíz y frijol en el Corredor Seco de América Central.

La destrucción de las cosechas significa hambre para los agricultores que luchan diariamente por alimentar a sus familias. Más de 2 millones de personas en Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua han sido afectadas, y 1,4 millones necesitan ayuda urgente.

Según el Programa Mundial de Alimentos más del 25% de los hogares no tienen ingresos suficientes para cubrir el costo de la canasta básica de víveres, y el 8% indicó que iba a tener que migrar.

Hasta el 82% de las familias vendieron sus herramientas agrícolas y animales, cortaron u omitieron comidas y se alimentaron con productos menos nutritivos para hacer frente a su inseguridad alimentaria.

Los agricultores de subsistencia y sus familias en el Corredor Seco son especialmente vulnerables. Cuando pierden sus cultivos, intentan encontrar trabajo en las plantaciones locales y, a menudo, no tienen ingresos para comprar alimentos. Otros agricultores migran a ciudades, países vecinos o más lejos.

El PMA asegura que la migración no es una solución, sino que se debe invertir en los sistemas de seguridad alimentaria a largo plazo para apoyar a los agricultores.

“Se necesitan casi 5 años para recuperarse económicamente cuando una persona migra. Por lo tanto, la solución es trabajar todos juntos en sistemas de seguridad alimentaria a largo plazo que promuevan que estos agricultores puedan ser resistentes y participar en los mercados”, señala el director regional del PMA, Miguel Barreto.

Dada la situación actual, el PMA planea proporcionar asistencia alimentaria a más de 700.000 personas que viven en el Corredor Seco. En lo que va del año se ha asistido a más de 160.000 personas vulnerables. El trabajo del Programa se centra en sus necesidades inmediatas y en ayudarlos a adaptarse al cambio climático.

“Esto incluye la producción de diferentes frutas y verduras y darles acceso a los mercados y hemos visto que la inversión en estas actividades de resiliencia les ha dado la capacidad de enfrentar la tormenta de las sequías continuas”, expresa Andrew Stanhope, director del PMA en El Salvador.

La agencia necesita 72 millones de dólares para ayudar a estas personas con la distribución de alimentos a corto plazo y con intervenciones de fortalecimiento de capacidades a mediano y largo plazo para ayudarles a desarrollar resiliencia, adaptarse al cambio climático y mejorar los sistemas nacionales de protección social.

Interés General

Casi 500 millones de personas no tienen un empleo bien pagado y suficiente

Publicado

en

Casi 500 millones de personas trabajan menos horas remuneradas de las que quisieran o no tienen suficiente acceso a un trabajo asalariado, señala un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo.

La OIT pronostica que el número de desempleados aumentará 2,5 millones este año a pesar de haberse mantenido relativamente estable durante los últimos nueve años. La principal causa es la desaceleración del crecimiento económico: mientras la fuerza de trabajo mundial aumenta, no se están creando suficientes empleos nuevos para aquellos que ahora están en edad de trabajar.

Existen unos 188 millones de desempleados en el mundo actualmente y unos 165 millones de personas que tienen empleo  desean trabajar más horas pagadas.

Además, alrededor de 120 millones de personas no están clasificadas como desempleadas, pero han abandonado la búsqueda activa de trabajo o no tienen acceso al mercado laboral. La OIT calcula que, en total, más de 470 millones de personas en todo el mundo carecen de un acceso adecuado al trabajo remunerado como tal o se les niega la oportunidad de trabajar el número de horas deseado.

Las cifras, según la Organización, muestran el valor de una comprensión y una medición más completas de la subutilización en el mercado laboral, además de la cuantificación tradicional de la tasa de desempleo.

El informe de Perspectivas del Trabajo Mundial, publicado anualmente, asegura que el desequilibrio entre la oferta y la demanda de mano de obra se extiende más allá del desempleo hasta una amplia subutilización de la mano de obra.

“La subutilización de la mano de obra o los empleos de baja calidad significan que nuestras economías están perdiendo los beneficios potenciales que representa el enorme caudal de talento humano”, declaró el principal autor del informe, Stefan Kühn.

El problema de la desigualdad

El estudio revela también que a nivel mundial la desigualdad en los ingresos son superiores a lo que se pensaba antes, sobre todo en países en desarrollo.

“Para millones de personas comunes, es cada vez más difícil construir vidas mejores gracias al trabajo. La persistencia y la amplitud de la exclusión y de las desigualdades relacionadas con el empleo les impiden encontrar un trabajo decente y forjarse un futuro mejor. Esta es una conclusión extremadamente preocupante que tiene repercusiones graves y alarmantes para la cohesión social”, afirmó el director general de la OIT, Guy Ryder, durante la presentación del informe.

Otras desigualdades significativas, definidas por sexo, edad y ubicación geográfica, en los mercados laborales actuales, siguen limitando las oportunidades profesionales de muchas personas, así como su crecimiento económico.

Un número impresionante de jóvenes, 267 millones (entre 15 y 24 años) no trabaja ni estudia o recibe formación, y muchos más tienen que soportar malas condiciones de trabajo.

Las disparidades geográficas dentro de los países también son relevantes. A nivel mundial, la tasa de empleo de la población en edad de trabajar que vive en las zonas rurales (59%) es superior a la de las zonas urbanas (56%). Por otra parte, el subempleo por insuficiencia de horas de trabajo en las zonas rurales (6%) es mayor que en las zonas urbanas (4%). Estas divisiones son más acentuadas en los países de bajos ingresos.

Los mercados laborales contemporáneos también siguen caracterizándose por la desigualdad de género. En 2019, la tasa de participación de la mujer en la fuerza de trabajo era solo del 47%, 27 puntos porcentuales por debajo de la tasa del hombre (74%). Hay una fuerte variación regional en las disparidades de género en el acceso al empleo.

La subutilización de la mano de obra femenina es muy pronunciada en África septentrional y en los Estados árabes, y afecta a alrededor del 40% de las mujeres de la fuerza de trabajo ampliada en ambas subregiones.

En América Latina y el Caribe, el nivel medio de estudios de las mujeres supera actualmente al de los hombres, pero las mujeres de la subregión siguen ganando un 17% menos por hora trabajada que los hombres.

“Encontraremos la vía hacia el desarrollo sostenible e inclusivo sólo si combatimos este tipo de desigualdades en el mercado laboral y facilitamos el acceso al trabajo decente”, enfatizó Kühn.

Trabajo en la pobreza

La pobreza de los trabajadores, moderada o extrema, incrementará entre 2020 y 2021 en los países en desarrollo, pronostica la OIT. En la actualidad más de 630 millones de personas, o una de cada cinco, gana menos de 3,20 dólares diarios.

Es decir, casi uno de cada cinco, o el 19% de todos los empleados, no han ganado lo suficiente para subsistir ellos mismos y sacar a sus familias de la pobreza.

Las desigualdades y los déficits generalizados de trabajo decente no solo conducen a las pérdidas económicas, sino que atentan contra la cohesión social de los países: “Resulta significativo que en 2019 haya crecido la incidencia de las protestas en siete de las once subregiones del mundo, lo que indica que el descontento con la situación social, económica o política va en aumento”, apunta el informe.

Otros factores que influencian el desempleo

El informe añade que, a nivel mundial, la parte del ingreso nacional que se destina a la mano de obra ha disminuido de manera substancial desde 2004, pasando de un 54% a un 51% en 2017.

Esta caída significativa desde el punto de vista económico es más acentuada en Europa, Asia Central y las Américas, y más de lo que sugerían estimaciones previas.

El informe también advierte que el fortalecimiento de las restricciones comerciales puede tener graves repercusiones, directas o indirectas, sobre el empleo.

Constata, además, que el ritmo y la forma actual del crecimiento económico de los países están entorpeciendo los esfuerzos dirigidos a reducir la pobreza y mejorar las condiciones de trabajo en los países de bajos ingresos.

Para la OIT, es necesario cambiar el tipo de crecimiento para estimular las actividades de mayor valor añadido a través de la transformación estructural, la modernización tecnológica y la diversificación de la producción.

Trabajo remunerado no significa trabajo decente

El informe reitera que tener un trabajo remunerado no supone una garantía de condiciones de vida decentes o de un ingreso adecuado para muchos de los 3300 millones desocupados en todo el mundo en 2019.

Con demasiada frecuencia, la falta de ingresos u otros medios de apoyo financiero obliga a los trabajadores a realizar trabajos que son informales, están mal remunerados y proporcionan poco o ningún acceso a la protección social y a los derechos laborales.

Este es el caso especialmente de los 1400 millones de trabajadores por cuenta propia y trabajadores familiares auxiliares en los países de ingresos bajos y medios, que suelen estar empleados de manera informal, trabajan en condiciones vulnerables y con ingresos muy inferiores a los que tienen un empleo asalariado.

Incluso en los países de altos ingresos, un número creciente de trabajadores por cuenta propia tiene que lidiar con condiciones de trabajo deficientes. Sin embargo, los propios empleados están frecuentemente sujetos a contratos inciertos, bajos ingresos e informalidad. En total, alrededor de 2000 millones de trabajadores en todo el mundo están empleados de manera informal, lo que representa el 61% de la fuerza de trabajo mundial.

 

 

Continuar Leyendo

Interés General

Mueren en accidente dos actores de Televisa

Publicado

en

  • Los actores se encontraban grabando al parecer una peligrosa escena para la serie Sin miedo a la verdad cuando ocurrió la desgracia

El mundo del espectáculo se vuelve a vestir de luto y es que Televisa dio a conocer la muerte de dos actores, se trata de Jorge Navarro Sánchez y Luis Gerardo Rivera quienes formaron parte de la serie Sin miedo a la verdad.

Fue por medio de un comunicado de la televisora donde dieron a conocer la desagradable noticia en donde los dos artistas se encontraban grabando una escena en un puente, de donde cayeron al vació.

Televisa informa con profundo dolor, que la noche de este jueves 16 de enero, en el ensayo de una escena de la serie “Sin miedo a la verdad”, perdieron la vida los actores Jorge Navarro Sánchez y Luis Gerardo Rivera, al caer de un puente de una locación, dice al principio del comunicado.

Mientras tanto en redes sociales los internautas lanzaron todo tipo de mensajes desde las condolencias a familiares y amigos de los fallecidos, hasta la importancia de seguridad que deben de tener las producciones en las escenas.

Continuar Leyendo

Interés General

Los niños sirios no pueden vivir su infancia

Publicado

en

Los niños sirios son asesinados, mutilados y sujetos a una pléyade de abusos que incluyen el reclutamiento y la participación forzada en la guerra que aqueja a su país, señala un informe divulgado este jueves por la Comisión Investigadora para Siria.

Los ocho años y medio de conflicto han infligido un daño profundo en los menores sirios, cuya infancia “les ha sido robada”, sostiene el estudio más reciente de la Comisión establecida por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en 2011 e integrada por tres expertos en garantías fundamentales, que responsabiliza de las violaciones de los derechos de los niños a todos los actores enfrentados.

En las 25 páginas del documento titulado “Borraron los sueños de mis hijos”, que cubre el periodo entre septiembre de 2011 y octubre de 2019, los especialistas destacan la vulnerabilidad de la infancia en un escenario de violencia que, entre otras cosas, ha provocado el desplazamiento de cinco millones de menores.

El presidente de la Comisión, Paulo Pinheiro, expresó consternación por la “flagrante transgresión de las leyes de la guerra y la Convención de los Derechos de los Niños por todas las partes del conflicto”.

“Aunque el Gobierno sirio es el principal responsable de proteger a los niños y niñas en el país, todos los actores de este conflicto deberían hacer más para para cuidar a los menores y preservar a las generaciones futuras”, subrayó.

El informe, basado en entrevistas durante el periodo de estudio a niños, testigos, sobrevivientes, parientes de sobrevivientes, médicos, opositores y abogados reporta que la fuerzas progubernamentales han utilizado bombas de racimo y armas químicas que han causado numerosas víctimas menores de edad.

Testimonios

Entre los testimonios citados en el informe se incluye el de un niño que vio la ejecución de toda su familia en 2012: “Me di cuenta de que mi hermano había recibido un disparo en la cabeza y el cuello. Vi cómo su alma dejaba su cuerpo.”

Se incluye también el de una persona asociada con un grupo armado que en 2013 dijo que los adolescentes son los mejores combatientes: “Pelean con entusiasmo y no tienen miedo. Los combatientes de 14 a 17 años están en el frente.”

En otra entrevista, una persona destacó el problema de la interrupción o falta de educación escolar debida al conflicto: “Hay adolescentes de 15 o 16 años que son iletrados. Las familias huyen y los niños van a clases si las hay en las áreas a las que van llegando.”

Violencia sexual

Además, da cuenta de violaciones y violencia sexual como instrumento de castigo, humillación e intimidación entre la comunidades y asevera que las fuerzas del Gobierno han detenido a niños de apenas doce años a los que han sometido a golpizas y tortura.

Desde el inicio de la guerra miles de escuelas han sido destruidas o utilizadas con fines militares y más de 2,1 millones de menores no reciben ningún tipo de educación escolar. “Es muy urgente que el Gobierno sirio apoye a tantos niños como sea posible para que regresen a clases”, apuntó Karen AbuZayd, integrante de la Comisión, y agregó que los grupos armados que controlan territorio “deben actuar con rapidez para facilitar el acceso a la educación”.

El informe indica que los grupos armados han atacado intencionalmente escuelas y han usado las instalaciones educativas con propósitos militares. Asimismo, han hecho de los niños moneda de negociación para intercambiar prisioneros u obtener rescates.

Detalla que la agrupación terrorista Hay´at Tahrir al-Sham ha reclutado y usado niños para combatir en la línea de fuego y que el ISIS ha violado y sometido a esclavitud sexual a niñas de sólo nueve años, mientras que ha entrenado militarmente a los niños y los ha expuesto a violencia extrema de manera cotidiana, haciéndoles presenciar ejecuciones públicas o forzándolos a convertirse en los verdugos.

Protección y apoyo a los menores

Con respecto al impacto del conflicto en la salud física y mental de los niños, menciona grandes cantidades de menores con discapacidades y con problemas psicológicos y de desarrollo.

Para terminar, la Comisión urge a los Estados a garantizar la protección de los niños desplazados, especialmente en cuanto a la repatriación con familiares vinculados al ISIS.

También recomienda al Gobierno sirio y a otros actores clave que respeten a cabalidad la provisión de los leyes internacionales humanitarias y de derechos humanos que ordena una protección especial para los niños y los urge a garantizar que los responsables de las violaciones cometidas rindan cuentas ante la justicia.

Asimismo, recomienda incrementar el apoyo de todo tipo a los niños que han sufrido abusos.

Continuar Leyendo

Lo Más Visitado

Copyright © 2018 Desarrollo y diseño web por Smiley face