Contáctanos

Interés General

La variante Delta del COVID-19 nos ha llevado a un momento muy peligroso de la pandemia

Publicado

en

“Agravado por variantes más transmisibles, como la Delta, que se está convirtiendo rápidamente en la dominante en muchos países, estamos en un periodo muy peligroso de esta pandemia de COVID-19”, ha afirmado este viernes el director general de la Organización Mundial de la Salud.

La variante Delta, inicialmente detectada en la India y con una capacidad de transmisión hasta 60 veces superior a la del virus original, está ya presente en 98 países. También preocupa sumamente su capacidad de mutación.

“Delta es peligrosa, y sigue evolucionando y mutando, lo que requiere una evaluación constante y un ajuste cuidadoso de la respuesta de salud pública”, afirmó el doctor Tedros Adhanom Gebreyesus.

“En los países con baja cobertura de vacunación del COVID-19, las terribles escenas de hospitales desbordados vuelven a ser la norma”, dijo, sin embargo, “ningún país está fuera de peligro todavía”.

Por su parte, la directora científica de la Organización, Soumya Swaminathan, explicó que, ante la presencia de variantes más contagiosas, es importante que se reciba la segunda dosis de la vacuna en el tiempo recomendado ya que la pauta completa de vacunación ofrece el mayor grado de proyección.

Mientras, la doctora Maria Van Kerkhove, epidemióloga que lidera la respuesta al coronavirus en la Organización, recordó que el virus ha estado evolucionando desde que apareció por primera vez.

“Es lo que hacen los virus. Las variantes de preocupación que estamos rastreando actualmente son cuatro: Alpha, Beta, Gama y Delta. Seguirán evolucionando: habrá más mutaciones, se detectarán más variantes, y algunas de ellas serán variantes preocupantes”, pronosticó.

Van Kerkhove dijo que había “linajes” de la variante Delta que los expertos están rastreando actualmente e instó a los países a expandir sus esfuerzos de secuenciación genómica.

Dos formas de afrontar la pandemia y las variantes

Tedros resaltó que básicamente hay dos formas en que los países pueden hacer frente al surgimiento de nuevas olas y aumentos de casos.

Por un lado, mantener las medidas sociales y de salud pública, como una vigilancia sólida de la transmisión, la realización de pruebas estratégicas, la detección temprana de casos, el aislamiento o cuarentena y la atención clínica. A lo que hay que añadir usar mascarilla, respetar el distanciamiento social, evitar sitios concurridos, y lograr una buena ventilación en zonas cerradas.

En segundo lugar, compartir equitativamente entre los países los equipos de protección, el oxígeno, las pruebas, los tratamientos y las vacunas.

“He instado a los líderes de todo a mundo a trabajar juntos para garantizar que, para esta época del próximo año, el 70% de todas las personas en todos los países estén vacunadas. Es la mejor manera de frenar la pandemia, salvar vidas, impulsar una recuperación económica verdaderamente mundial y, de paso, evitar que otras variantes peligrosas tomen la delantera”, explicó Tedros.

Para fines de septiembre, la Organización Mundial de la Salud ha pedido a los líderes que vacunen al menos al 10% de las personas en todos los países.

Es un desafío, pero es posible

Según Tedros, garantizar esto pondría fin de manera efectiva a la etapa aguda de la pandemia y salvaría un número significativo de vidas.

“Es un desafío, pero sabemos que es posible, porque ya se han distribuido 3000 millones de vacunas. Está dentro del poder colectivo de unos pocos países intensificar y garantizar que las vacunas se compartan, la fabricación aumente y que los fondos estén en lugares para compra las herramientas necesarias”, instó.

Aunque ahora se están compartiendo algunas vacunas, todavía es “solo un goteo” y las variantes lo superan.

“En aquellos países cuyos hospitales se están llenando, necesitan vacunas y otras herramientas de salud ahora mismo”, subrayó.

Las empresas también deben acelerar sus esfuerzos

La agencia de salud de la ONU también está instando a BioTech, Pfizer y Moderna a compartir conocimientos y tecnología para que sea posible acelerar el desarrollo de nuevos centros de fabricación de vacunas de ARNm.

“Cuanto antes comencemos a construir más centros de vacunas y aumentemos la capacidad mundial de vacunas, antes podremos disminuir las oleadas mortales”, dijo el responsable de la OMS.

Desde sus oficinas regionales, la Organización Mundial de la Salud está promoviendo actualmente la idea de estudios de efectividad de las vacunas y trabajando con los países para obtener datos que les permitan asegurar al público que las vacunas seguirán siendo efectivas contra futuras variantes.

En ese sentido, Soumya Swaminathan añadió que se han recopilado muchos datos sobre la eficacia de las inyecciones de Pfizer-Biotech y AstraZeneca, pero mucho menos para otras vacunas en uso.

“Ahora, la buena noticia es que todas las vacunas enumeradas para uso de emergencia de la OMS protegen contra el desarrollo de enfermedades graves, la hospitalización y la muerte debido a la variante Delta”, explicó recientemente durante una entrevista en video de la OMS.

La doctora Swaminathan recordó que un ciclo completo de vacunación es esencial para proporcionar inmunidad total contra la variante Delta.

Ninguna de las vacunas que tenemos actualmente es 100% protectora. Por eso, incluso si estás vacunado, puedes contraer la infección, pero lo más probable es que tengas síntomas muy leves o ningún síntoma, y que las posibilidades de enfermarte gravemente son muy, muy bajas”, explicó.

El mundo sigue sin estar preparado

Van Kerkhove comentó por su parte que, a pesar de la actual pandemia, se está haciendo poco para prevenir la siguiente.

“Lo que más me preocupa es que no usemos esta situación para hacer los cambios necesarios (para estar mejor preparados para la próxima). Si esperamos a que la pandemia termine, no lo haremos (…) Se necesita más inversión en salud en todo el mundo“, dijo.

Interés General

Gimnasta de trampolín Dafne Navarro, dentro de las ocho mejores en Tokio 2020

Publicado

en

La jalisciense terminó su participación en los Juegos Olímpicos con una calificación de 48.345 en la final de la prueba individual; se convirtió en la primera mexicana en llevar a su deporte a una justa veraniega.

En una histórica final para la gimnasia de trampolín de México, la seleccionada Dafne Carolina Navarro Loza, culminó su participación en los Juegos Olímpicos Tokio 2020, dentro de las mejores ocho deportistas, al obtener una calificación de 48.345 en la prueba individual de la disciplina, que se realizó en el Centro de Gimnasia Ariake de la capital japonesa.

La medallista mundial en San Petersburgo 2018, fue la primera en subir al trampolín y presentar su ejecución, que no logró terminar debido a una caída, y que le valió calificaciones de 12.800 en dificultad, 13.900 en ejecución, 13.645 en tiempo de vuelo y 8.000 en desplazamiento horizontal, con lo cual terminó su participación en la justa veraniega.

Las representantes de China, Xueying Zhu y Lingling Liu, se llevaron el oro y la plata, respectivamente, con puntuaciones de 56.635 y 56.350; la británica completó el podio y se adjudicó el bronce con total de 55.735.

En la ronda de clasificación, la jalisciense Dafne Navarro, quien logró por primera ocasión clasificar a su deporte a la justa veraniega, avanzó a la pelea por las medallas luego de registrar una puntuación total de 99.850, producto de 46.685 en la primera ejecución obligatoria y 53.165 en su rutina libre.

Navarro Loza pasó a la historia del deporte mexicano al ser la primera deportista en clasificar en gimnasia de trampolín a unos Juegos Olímpicos.

Continuar Leyendo

Interés General

Califica Kenia Lechuga a final C en Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Publicado

en

Avanzó en el primer lugar de la semifinal C/D; verá acción este jueves a las 18:45 horas, tiempo del centro de México, y buscará un lugar general del 13 al 18.

Interruptor de Navegación

  1. Inicio
  2. Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte
  3. Prensa

Califica Kenia Lechuga a final C en Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Avanzó en el primer lugar de la semifinal C/D; verá acción este jueves a las 18:45 horas, tiempo del centro de México, y buscará un lugar general del 13 al 18

ConadeKenia Lechuga en Tokio 2020.AutorComisión Nacional de Cultura Física y DeporteFecha de publicación29 de julio de 2021CategoríaComunicado

La remera Kenia Vanesa Lechuga Alanís terminó en el primer lugar de la semifinal C/D 2 de un par de remos cortos, luego de cronometrar un tiempo de 7:33.72, tras los 2 mil metros del recorrido oficial, en la competencia que se llevó a cabo en el Cana Sea Forest, sede de la disciplina en los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

Con este resultado, la mexicana aseguró su lugar en la final C de la prueba, que se realizará este jueves, a las 18:45 horas, tiempo del centro de México.

Lechuga Alanís se presentará en el carril 3, en la final que reunirá a seis remeras de: Cuba, Serbia, Suecia, Bielorrusia, Namibia y México, en busca de las posiciones generales del lugar 13 al 18.

Más tarde verán acción las seis remeras que clasificaron a la final B, que designará los lugares del 6 al 12 y por último se efectuará la final A, que repartirá las medallas de oro, plata y bronce, además de los sitios cuarto, quinto y sexto, de la competencia olímpica.

En esta prueba también se realizarán finales D, E y F, para ubicar al total de competidoras en la tabla general de resultados.

Con esta actuación, Kenia Lechuga finalizará su segunda cita en Juegos Olímpicos, tras su paso por Río 2016, en donde se ubicó en el lugar 12.

Continuar Leyendo

Interés General

Estudiar Enfermería en México: la importancia de cuidar a los otros en medio de una pandemia

Publicado

en

Si bien ejercer cualquier profesión requiere de compromiso y respeto, para algunas es indispensable tener una vocación de servicio y amor al prójimo, y, en algunos casos, enfrentar el miedo y convertirse en héroes.

Así lo han descubierto decenas de estudiantes de la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia (ENEO) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) que desde el pasado 24 de mayo regresaron a la escuela para retomar, de manera presencial, sus actividades prácticas esenciales.

La Dirección del plantel recalcó que el retorno no implica un regreso generalizado a clases, sino sólo a las actividades en el taller de Reanimación Cardiopulmonar y en el Laboratorio de Área Quirúrgica que, por su propia naturaleza práctica y situacional, no se pueden tomar a distancia.

Karina Gómez Santos, alumna del sexto semestre de la Licenciatura en Enfermería de la ENEO, considera que la suya es la profesión más hermosa de todas porque requiere ayudar a los pacientes, hacer de su recuperación un proceso placentero, y sobre todo que lo vivan acompañados.

ONU Mexico/Teresita Moreno
Karina Gómez Santos, estudiante de enfermería, considera que su carrera es la más bella del mundo.

Es una carrera muy hermosa que tiene esta afinidad por ayudar, por cuidar y por hacer que la recuperación de un paciente sea más placentera y no recaigan en esta dinámica de un hospital, de estar sin hablar con personas. Esta parte de la enfermería es muy importante y en esta pandemia se reflejó”, reflexiona.

En 2020, el Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas, António Guterres, reconoció al personal sanitario, entre ellos los enfermeros y enfermeras, que han trabajado día y noche para cuidarnos durante la emergencia sanitaria mundial por Covid-19.

Les estamos más agradecidos que nunca por todo lo que están haciendo, sin descanso y poniendo en riesgo su propia vida, para luchar contra los estragos de esta pandemia”, dijo a propósito del Día Mundial de la Salud.

Seguir el ejemplo de los héroes

Aunque todavía no ha terminado la carrera, Karina sabe del gran compromiso y vocación que se requiere para ejercerla lo que se hizo todavía más evidente durante la pandemia de coronavirus 2019, que en México ha cobrado las vidas de más de 229.000 personas.

Lo ha conocido en boca de sus profesoras y profesores quienes se enfrentaron a la pandemia desde la primera línea de batalla y compartieron con sus alumnos la tristeza de ver morir a sus pacientes solos y, por cuestiones de protocolo, sin posibilidad de recibir contacto humano.

“Es muy triste porque muchas personas murieron en esta pandemia y no estuvieron ni con sus seres queridos ni con una atención como deberían, con este acercamiento y hablar con ellos”, dice.

Karina acepta su miedo a contagiarse de COVID-19 en los traslados de casi 500 kilómetros que tiene que hacer desde su entidad natal, Oaxaca, a la Ciudad de México para tomar sus clases en la Escuela.

Sin embargo, ha sido precisamente el ejemplo de los profesionales de la salud el que la ha impulsado a seguir estudiando y afrontar sus temores y preocupaciones.

Después de esta pandemia, creo que es muy importante la rama de la Enfermería. No me da miedo volver a los hospitales, al ser estudiantes no podemos estar involucrados en este nivel hospitalario… es una frustración decir ‘yo quisiera ayudar, estar ahí y estar presente’. Sin embargo, cuando termine mi carrera, con más orgullo voy a ejercer esta profesión”.

ONU Mexico/Teresita Moreno
Estuidantes de enfermería practican reanimación cardiopulmonar en un maniquí.

Una labor de gran importancia

Astrid Cruz Campos, estudiante de 22 años del octavo semestre de la Licenciatura en Enfermería y Obstetricia había olvidado lo mucho que le apasiona la atención obstétrica luego de 14 meses de tomar clases a distancia. Sus prácticas presenciales se lo recordaron.

“Pensaba que ya no me gustaba tanto la obstetricia porque no estaba practicando ni viendo nada. Ahorita veo que es bonito estar ahí atendiendo el parto, a la mamá y al bebé. Veo que se necesita, a lo mejor no regresar a las aulas, pero sí a las prácticas”, dice.

El pasado 26 de mayo, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió que la pandemia de coronavirus está afectando más a las mujeres que a los hombres en América Latina, sobre todo a las embarazadas, amenazando con anular 20 años de avances en el acceso a la planificación familiar, mientras que las embarazadas tienen un riesgo mayor de contraer casos severos de la Covid-19.

Además, los servicios reproductivos están siendo impactados, mientras el cuidado de los embarazos y recién nacidos se ha visto afectado en la mitad de los países de América, dejando a las embarazadas y nuevas madres en riesgo.

Hay que atender la falta de enfermeras en la atención obstétrica y perinatal, es un factor muy importante para disminuir la muerte materna. Tiene muchos años que la muerte materna en regiones como México, América Latina y demás no ha podido ser combatida y es uno de los objetivos del desarrollo y sin embargo no se ha atendido como se debiera”, consideró Rosa Marilis Zárate Grajales, directora de la Escuela.

ONU Mexico/Teresita Moreno
Estudiantes de enfermería y obstetricia practican la asistencia al parto con un maniquí.

Una vocación de vida y servicio

A pesar de los cambios generados por la pandemia de COVID-19, un destello de alegría y esperanza persiste y se refleja en dos alumnas que descansan después de su única clase: mientras una manipula el celular, la otra posa para una fotografía.

Se retratan frente al recién inaugurado mural “ENEO: vocación por la vida” en reconocimiento a la enfermería del país, a su labor durante la pandemia y al orgullo por la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia.

El mural, que abarca desde la planta baja hasta el tercer piso del edificio, muestra imágenes de trabajadores de la salud cubiertos con cubrebocas, con sus rostros cansados y marcados por los equipos de protección personal, agotados en medio de la pandemia, pero sosteniendo, acompañando y vacunando a sus pacientes. Presentes para ellos.

“Por eso escogí la carrera de Enfermería, porque es una carrera muy, muy humanitaria”, finaliza Karina.

Producción: Teresita Moreno del Centro de Información de la ONU en México

Continuar Leyendo

Lo Más Visitado

Copyright © 2018 Desarrollo y diseño web por Smiley face