Contáctanos

Interés General

El ejercicio no basta para bajar de peso, revela un estudio del OIEA

Publicado

en

Diciembre es un mes en el que mucha gente tiende a excederse comiendo platillos y golosinas preparadas especialmente para la temporada de fiestas. Generalmente, este consumo extraordinario va acompañado del propósito de empezar a cuidar el cuerpo tan pronto empiece el año nuevo con una dieta y ejercicios para bajar de peso.

El primer paso hacia ese objetivo suele ser adoptar un régimen intensivo de ejercicio que promete resultados a corto plazo, ya sea en un gimnasio o por cuenta propia. Sin embargo, esta receta no funciona para todos porque las calorías gastadas a través de la actividad física no necesariamente aumentan la cantidad de calorías totales perdidas por el cuerpo, según revela un nuevo estudio del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

El presidente del Grupo de Gestión de la base de datos del OIEA que registra las mediciones del gasto de energía diaria, uno de los autores del estudio, señaló que, como mucha gente sospechaba debido a sus experiencias, las calorías que marca como gastadas la pantalla de un aparato de hacer ejercicio, como una caminadora o bicicleta, generalmente no se traducen en una pérdida de peso.

Resultados descorazonadores

“Cuando se empiezan programas de ejercicio para bajar de peso, la mayoría de la gente pierde un poco de peso, algunas personas pierden mucho, pero algunos desafortunados en realidad suben de peso”, apuntó John Speakman.

El estudio explica que en personas con un índice de masa corporal normal -entre 18,5 y 24,9-, el cuerpo compensará las calorías quemadas durante el ejercicio en un 28%, con lo cual sólo el 72% de las calorías gastadas por la actividad física se perderán realmente a lo largo del día.

Esta proporción se vuelve más despiadada para quien quiere adelgazar a medida que aumentan la edad y el peso ya que con un índice de masa corporal más alto se perderá solamente el 51% de las calorías quemadas durante la actividad física.

El estudio confirmó, por otra parte, que las personas obesas tienen más dificultades para bajar de peso debido a la eficiencia de sus cuerpos para “retener la grasa ya almacenada”.

Pese a esta desalentadora realidad, la especialista del OIEA en nutrición y coautora del estudio, Alexia Alford, subrayó que hacer ejercicio y ser más activo físicamente acarrea muchos beneficios para la salud.

“Pero sólo hacer ejercicio no ayuda con la pérdida de peso”, matizó, recalcando que para ello es fundamental reducir las calorías ingeridas en los alimentos.

El cuerpo compensa el gasto de energía

Las pautas para la pérdida de peso no tienen en cuenta la reducción de calorías gastadas en otras funciones de la vida, ya que el cuerpo compensa las calorías quemadas durante el ejercicio.

“Si aumenta la actividad, el cuerpo la compensará en otras áreas y reducirá las calorías gastadas al respirar, digerir, inquietarse y, en general, al mantener las funciones del cuerpo. En realidad, esto puede sumar bastante”, detalló Alford.

Por esta razón, la experta recomendó un estilo de vida más equilibrado en todos los aspectos, enfatizando que la dieta es clave para mantener un déficit calórico que dé como resultado la pérdida de peso.

La técnica utilizada

La conclusión del estudio se obtuvo a partir de datos obtenidos con una técnica nuclear que utiliza agua enriquecida con dos tipos de isótopos: deuterio y oxígeno-18.

Los participantes bebieron esta agua durante cierto periodo y luego se les hicieron análisis de orina por un lapso de entre siete y 14 días. Los investigadores pudieron calcular así con mucha precisión la energía total gastada por persona.

El OIEA indicó que esta técnica no es nueva, aunque sí muy costosa, por lo que únicamente se habían hecho estudios de este tipo a pequeña escala. En 2018 un grupo de investigadores decidió ampliar la investigación y actualmente, la base de datos del OIEA, que ahora cuenta con información de más de 7600 personas que se sometieron a la técnica.

La base de datos de la agencia de la ONU incluye la información de una amplia gama de individuos: atletas y corredores de altura, pacientes con cáncer y personas con parálisis cerebral. La mayoría de los datos provienen de estudios realizados en países occidentales como Estados Unidos y los Países Bajos, por lo que el OIEA está buscando expandir su acervo con más con datos de Asia, África y América Latina. En 2022 comenzará una proyecto de investigación coordinado que agregará más datos de países de bajos ingresos.

Interés General

Este martes se pronostican lluvias muy fuertes para Chiapas y Coahuila.

Publicado

en

Continuará la onda de calor sobre el territorio nacional, con temperaturas superiores a 40 grados Celsius en zonas de 12 estados del país.

Para este martes se pronostican lluvias muy fuertes (de 50 a 75 milímetros [mm]) en Chiapas y Coahuila; fuertes (de 25 a 50 mm) en Durango, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí, Veracruz y Zacatecas; chubascos (de 5 a 25 mm) en Aguascalientes, Chihuahua, Hidalgo, Jalisco, Querétaro y Tamaulipas, y lluvias aisladas (de 0.1 a 5 mm) en Campeche, Ciudad de México, Colima, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Michoacán, Morelos, Nayarit, Quintana Roo, Tabasco, Tlaxcala y Yucatán.
Las precipitaciones pronosticadas estarán acompañadas de descargas eléctricas y condiciones para la caída de granizo de diferentes tamaños.

Se prevé viento con rachas de 70 a 80 kilómetros por hora (km/h) en Coahuila y el noreste de Chihuahua; rachas de 60 a 70 km/h en Nuevo León y Tamaulipas, y rachas de la misma intensidad con tolvaneras en Aguascalientes, Baja California, Durango, San Luis Potosí y Zacatecas. Habrá condiciones para la formación de torbellinos o tornados en Coahuila, el noreste de Chihuahua, el norte de Nuevo León y el noroeste de Tamaulipas.

En el transcurso del día, continuará la onda de calor sobre la República Mexicana, con temperaturas que oscilarán entre 40 y 45 grados Celsius en Campeche, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Sinaloa, Tabasco, Veracruz, Yucatán y el sur de Sonora; de 35 a 40 grados en Aguascalientes, Baja California Sur, Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Colima, Durango, Nuevo León, Quintana Roo, San Luis Potosí, el suroeste del Estado de México, de Puebla y de Tamaulipas, así
como el sur de Zacatecas y entre 30 y 35 grados Celsius en Baja California, Ciudad de México, Guanajuato, Hidalgo, Querétaro y Tlaxcala.

Los vientos y las lluvias serán originados por una línea seca sobre Coahuila, la aproximación de un frente frío débil al norte de Baja California, canales de baja presión sobre los estados que integran la Mesa del Norte y Mesa Central, inestabilidad en la parte alta de la atmósfera y el ingreso de humedad proveniente del Océano Pacífico, el Golfo de México y el Mar Caribe.

La onda de calor se origina debido a la presencia de un sistema anticiclónico que cubre la mayor parte del territorio nacional en niveles medios de la atmósfera, por lo que se recomienda a la población evitar la exposición prolongada a la radiación del sol, hidratarse adecuadamente, poner atención especial a enfermos crónicos, niños y adultos mayores, así como atender las indicaciones de las autoridades del sector Salud y de Protección Civil.

Continuar Leyendo

Interés General

Lluvias fuertes, descargas eléctricas y granizadas para cuatro estados.

Publicado

en

La onda de calor que afecta a la mayor parte de México, generará ambiente caluroso a muy caluroso y temperaturas de 40 a 45 grados Celsius en 21 entidades del país.

Se pronostican lluvias puntuales fuertes para hoy (de 25 a 50 milímetros [mm]) en regiones de Chiapas, Nuevo León, San Luis Potosí y Tamaulipas; intervalos de chubascos (de 5 a 25 mm) en Chihuahua, Ciudad de México, Coahuila, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Oaxaca, Querétaro y Zacatecas, así como lluvias aisladas (de 0.1 a 5 mm) en Aguascalientes, Baja California Sur, Durango, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Tabasco, Tlaxcala y Veracruz. Las precipitaciones podrían acompañarse de descargas eléctricas y posibles granizadas.

Asimismo, se estima que habrá vientos fuertes con rachas de 60 a 70 km/h y tolvaneras en Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Sonora y Tamaulipas; de 60 a 70 km/h en Aguascalientes, Durango, Guanajuato, norte de Jalisco, San Luis Potosí y Zacatecas, y de 40 a 60 km/h en Baja California, Campeche, Estado de México, Hidalgo, Puebla, Querétaro, Tabasco, Veracruz, Yucatán y en el Istmo y Golfo de Tehuantepec.

Las condiciones serán generadas por una línea seca sobre Coahuila, canales de baja presión extendidos por diferentes regiones de la República Mexicana, inestabilidad en niveles altos de la atmósfera, la corriente en chorro subtropical y la afluencia de humedad proveniente del Océano Pacífico y Mar Caribe.

Un sistema anticiclónico posicionado en niveles medios de la atmósfera mantendrá la onda de calor sobre la mayor parte del territorio nacional, la cual propiciará ambiente de caluroso a muy caluroso. Se pronostican temperaturas máximas de 40 a 45 grados Celsius en Campeche, Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Durango, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, norte de Puebla, San Luis Potosí, Sinaloa, sur de Sonora, Tamaulipas, Tabasco, Veracruz, Yucatán y Zacatecas.

Asimismo, se prevén valores máximos de 35 a 40 grados Celsius en Baja California Sur, Colima, suroeste del Estado de México, Guanajuato, norte de Hidalgo, norte de Querétaro y Quintana Roo, y de 30 a 35 grados Celsius en Aguascalientes, Baja California, la Ciudad de México y Tlaxcala.

Continuar Leyendo

Interés General

El leve descenso de los precios de los alimentos en abril da un breve respiro al consumidor.

Publicado

en

El índice de precios de los alimentos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura registró un promedio de 158,5 puntos durante el mes de abril, una cifra que representa un descenso del 0,8 % respecto del récord histórico alcanzado en marzo cuando superó los 159 puntos.

Pese a este modesto declive, el índice todavía se mantiene un 29,8 % por encima de los registros alcanzados a lo largo del mes de abril del año pasado. Cabe recordar que este indicador refleja la variación mensual de los precios internacionales de una cesta de los productos alimenticios más comercializados.

La caída más brusca de precios la experimentaron los aceites vegetales con un descenso del 5,7%. La disminución se debió a que el racionamiento de la demanda hizo bajar los precios de los aceites de palma, girasol y soja.

A este factor, se le añadió la incertidumbre sobre las disponibilidades de exportación de Indonesia, el principal exportador mundial de aceite de palma, que contuvo un mayor descenso de los precios internacionales.

“La ligera disminución del índice es un gran alivio, en particular para los países de bajos ingresos y con déficit de alimentos, aunque los precios de los alimentos aún se mantienen cerca de los recientes valores máximos alcanzados, lo que refleja la persistente escasez de suministros en los mercados y supone un desafío para la seguridad alimentaria de las personas más vulnerables en todo el mundo”, señaló el economista jefe del organismo, Máximo Torero.

El precio del maíz, a la baja…

Siguiendo la estela de los aceites vegetales, el índice de precios de los cereales cayó 0,7 puntos en abril impulsado por un descenso del 3% en los precios mundiales del maíz.

Sin embargo, el coste del trigo se incrementó un 0,2% debido al bloqueo de los puertos ucranianos y por la preocupación acerca de la situación de los cultivos en los Estados Unidos de América, aunque se moderaron por el aumento de los envíos procedentes de la India y por unas exportaciones de la Federación de Rusia superiores a lo previsto.

Los precios internacionales del arroz aumentaron un 2,3 % respecto de los niveles impulsados por la fuerte demanda de China y el Oriente Próximo y los del azúcar un 3,3% favorecido por la subida de los precios del etanol y la preocupación por el lento inicio de la cosecha de 2022 en el Brasil, el mayor exportador de ese endulzante.

…y el de la carne, por las nubes

El valor de la carne alcanzó un nuevo máximo histórico al crecer un 2,2%. El aumento se debió al alza de los precios de las carnes de aves de corral, afectados por las interrupciones de las exportaciones desde Ucrania y el aumento de los brotes de gripe aviar en el hemisferio norte, de cerdo y de bovino. En cambio, el precio medio de la carne de ovino fue ligeramente inferior.

El importe de los productos lácteos también creció un 0,9% por la continua escasez de oferta mundial, ya que la producción de leche en Europa occidental y Oceanía continuó por debajo de sus niveles de temporada. El mayor aumento correspondió al precio de la mantequilla debido a un aumento repentino de la demanda relacionada con la actual escasez de aceite de girasol y margarina.

Caída del comercio de cereales respecto al año pasado.

Asimismo, el organismo informó que prevé un probable descenso del 1,2 % del comercio mundial de cereales durante la campaña comercial de 2021/22 (julio/junio) respecto al año anterior, aunque pronostica un aumento de las reservas globales.

En una nota informativa sobre la oferta y la demanda de cereales, la Organización asocia la caída al maíz y a otros cereales secundarios, mientras prevé que el volumen de comercio del arroz crezca un 3,8% y el del trigo un 1,0%, impulsados por unas exportaciones superiores a lo previsto de la Federación Rusia a Egipto, Irán y Turquía.

La Organización estima que la producción mundial de cereales se situará en 2799 millones de toneladas, un crecimiento del 0,8% respecto a la cosecha de la temporada 2019/2020, mientras que su uso aumentará un 0,9 % respecto del año anterior, pasando a ser de 2785 millones de toneladas.

El nuevo cálculo sobre las reservas mundiales de cereales al cierre de las campañas de 2022 se sitúa ahora en 856 millones de toneladas, es decir, un 2,8 % por encima de sus niveles de partida, como consecuencia de una acumulación de existencias en parte a causa de la suspensión de las exportaciones de Ucrania.

La previsión para la producción mundial de trigo crecerá hasta los 782 millones de toneladas, que incluye una reducción del 20% de la cosecha de este cereal en Ucrania y un descenso de la producción a causa de la sequía en Marruecos.

Por su parte, Brasil recogería una cosecha récord de 116 millones de toneladas de maíz, pero las condiciones atmosféricas afectarían a su producción en Argentina y Sudáfrica y también se verían alteradas en Estados Unidos donde disminuiría un 4% la superficie sembrada por los altos costes de los fertilizantes y otros productos.

Continuar Leyendo

Lo Más Visitado

Copyright © 2018 Desarrollo y diseño web por Smiley face